SIC: Sanciones al consumidor temerario

La Superintendencia de Industria y Comercio ha proferido dos conceptos en 2017, en los cuales explicó cuándo procede la sanción a los consumidores temerarios, al amparo del artículo 58 (10) de la ley 1480 de 2011. (Cfr. conceptos Rad. 17- 352884 y 17-382453)

1. De un lado, señaló que “[l]a sanción establecida en el numeral 10 del artículo 58 de la Ley  1480 de 2011 procede tanto para productores y/o proveedores como para el consumidor. (…) En cuanto al consumidor, la multa procederá cuando ha actuado de forma temeraria”.

A ese respecto, la SIC acudió a la definición realizada por la Corte Constitucional sobre temeridad: “[e]n sentencia T- 655 de 1998, la Corte Constitucional definió lo que debe entenderse por actuación temeraria en los siguientes términos: ‘(…) la actuación temeraria es aquella que vulnera el principio constitucional de la buena fe y, por tanto, ha sido entendida como la actitud de quien demanda o ejerce el derecho de contradicción a sabiendas de que carece de razones para hacerlo, o asume actitudes dilatorias con el fin de entorpecer el desarrollo ordenado y ágil del proceso.

En estas circunstancias, la actuación temeraria ha sido calificada por la Corte como aquella que supone (i) una actitud torticera, (ii) que delata un propósito desleal de obtener la satisfacción del interés individual a toda costa, (iii) que expresa un abuso del derecho porque deliberadamente y sin tener razón, de mala fe se instaura la acción, o, (iv) finalmente, constituye un asalto inescrupuloso a la buena fe de los administradores de justicia.

Esta sanción se impone cuando la sentencia que se profiere dentro del proceso de la acción de protección al consumidor le es desfavorable a este, el juez competente considera que ha actuado sin fundamento alguno, y las actuaciones en el proceso no han sido ajustadas a los postulados de la buena fe.” (Cfr. concepto Rad. 17- 352884)

2. De otro lado, precisó que “[e]l actuar de buena fe es un deber de origen constitucional que el Legislador quiso dejar manifiesto en la Ley 1480 de 2011, en virtud del cual el consumidor está vinculado a actuar de buena fe probidad en el mercado y, en caso de faltar a este deber, el Ordenador jurídico sancionará al consumidor de acuerdo con lo que la equidad imponga y en atención a las particularidades del caso concreto. (…) ya en vía jurisdiccional se le informa que por temeridad han sido sancionados 2 consumidores, podrá consultar los expedientes mediante los radicados 13-215278 y 16-399247“. (Cfr. Rad. 17-382453)

En esos dos casos en los que la SIC sancionó a los consumidores, la SIC impuso (i) 2 s.m.m.l.v. y (ii) $200,000 pesos, a título de multa, además de las correspondientes costas a favor de las empresas demandadas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s